Nuevas tendencias de viajeros para la próxima década


El informe señala que los grupos o «tribus» tendrán una influencia significativa en los servicios vinculados al sector de los viajes. Así, entre ellos se encuentran: el buscador de capital social, el purista cultural, el amante de la comodidad, el viajero por obligación, el trotamundos comprometido y el cazador de lujo.

También indica que en 2030 más de 1.800 millones de personas viajarán al extranjero anualmente y sus motivaciones y hábitos serán radicalmente distintos a los actuales.
Dentro de 15 años, algunas personas adquirirán y vivirán sus experiencias de viaje en función, casi exclusivamente, de la posibilidad de compartirlas en las redes sociales y del capital social que puedan generar.
Otros exigirán la máxima comodidad en la gestión de viajes y la libertad de no tener que organizar nada, de hacer todo lo posible a distancia o delegando en terceros. Al mismo tiempo, otro grupo estará fuertemente marcado por las ganas de vivir las experiencias más lujosas y exclusivas.
Estas son algunas de las predicciones contenidas en el informe Futuras Tribus Viajeras 2030: los viajeros del mañana, un estudio pionero realizado por Amadeus y The Future Foundation que identifica los perfiles o tribus de viajeros que surgirán en los próximos quince años.
El proceso de análisis, que prioriza el enfoque psicográfico sobre los criterios sociodemográficos, se basa en las tendencias de consumo desarrolladas por la consultora especializada The Future Foundation y revela seis perfiles de viajero diferentes.
1. Viajero amante de la tecnología y el lujo
El ‘buscador de capital social’ estructurará tus vacaciones teniendo en cuenta, casi exclusivamente, tus contactos en la red, para confiar en sus opiniones y recomendaciones y justificar tus decisiones, así como las posibilidades que ofrece para incrementar y enriquecer tu capital social.
«Esto marcará el comienzo de un mercado completamente nuevo para viajes concebido específicamente para aumentar la relevancia en línea, plagado deliberadamente de oportunidades para compartir experiencias en las redes sociales», explica el informe.
2. Viajeros culturales
Este tipo de viajero considerará las vacaciones como una oportunidad para sumergirse en una cultura ajena –aunque esto conlleve ciertas incomodidades– y el disfrute de sus viajes dependerá de la autenticidad de la experiencia.
3. El viajero comprometido
Es la que planificará tus viajes según criterios éticos, como reducir la huella ambiental o contribuir a mejorar la vida de otras personas.
A menudo evaluarán cuál podría ser el impacto del dinero del viaje en un medio ambiente e improvisarán o incorporarán algún elemento de voluntariado, desarrollo social o sostenibilidad ambiental en sus itinerarios.
4. Viajeros amantes de la comodidad
Ellos son los que preferirán un paquete de productos y servicios para no tener que gestionar diferentes aspectos del viaje. Para esta tribu, las vacaciones son un momento excepcional para consentirse, con la confianza de que su seguridad y disfrute están garantizados.
5. Viajeros por obligación
Ellos son los que guiarán tus viajes para lograr un objetivo específico. Ya sea por negocios o por placer, estarán limitados por el tiempo y el presupuesto; y demandarán una tecnología capaz de eliminar o resolver incidencias en los viajes, como cancelaciones o cambios de vuelos.
6. Cazadores de lujo
Estarán exclusivamente interesados ​​en viajes de lujo en su sentido más extremo. Viajar es una recompensa extraordinaria, una experiencia imprescindible para compensar el sacrificio de tiempo y esfuerzo que exige tu trabajo y tu día a día.
“Comprender las tribus viajeras emergentes será vital para los proveedores, distribuidores de productos turísticos y usuarios en los próximos años, con el fin de garantizar que se toman las decisiones de inversión correctas ahora para responder a una tendencia clara en la industria: la mayor personalización de los servicios. en todas las etapas del viaje”, explicó el vicepresidente de estrategia corporativa de Amadeus, Alex Luzarraga.
Experiencia y ética ambiental
El estudio muestra que en 2030 no solo cambiará el tipo de experiencia que los viajeros demandan en 2015, sino que también se alterará la forma en que compran y se comprometen con la industria.
«A medida que los consumidores en los mercados desarrollados entren en una era posmaterialista, la experiencia primero y la ética después, tanto ambiental como socialmente, influirán significativamente en las decisiones y hábitos de viaje de los consumidores», explicó el director del informe y director de The Future Foundation, Nick. Chiarelli.
Con todo esto, Amadeus hace recomendaciones clave para la industria. El primero de ellos es pasar de una segmentación demográfica de los viajeros a una comprensión de cómo y por qué viaja la gente. También insta a la configuración de paquetes y servicios que respondan adecuadamente a la evolución de los hábitos de los viajeros.
También recomienda tener en cuenta el equilibrio dependiendo de cada tribu entre la tecnología y el grado de contacto humano. Y por último, sugiere a los destinos y proveedores que garanticen la conectividad del viajero para que comparta su experiencia en todas las fases del viaje.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.