Los pueblos blancos apuestan por el senderismo para atraer turismo

Los pueblos blancos de Cádiz son un reclamo por sí mismos para el turismo. La belleza de su anatomía, las montañas, su cultura y gastronomía. Todo invita a disfrutar de unos días de descanso en el corazón de Cádiz.
San José del Valle es uno de esos pueblos, vecinos de los conocidos como Medina Sidonia o Arcos de la Frontera y con uno de los castillos más llamativos de la zona: el Castillo de Gigonza. Con una población que ronda los 4.500 habitantes, la tranquilidad y la calidad de vida están garantizadas no solo para sus vecinos sino también para quienes acuden a ella a descansar y disfrutar de un entorno privilegiado.
De origen andaluz, se encuentra en una zona cercana a un manantial de agua, lo que justifica su posición y fortaleza, que recuerda a la Saguntia fundada cuando su población se hizo sedentaria. De ahí a la toma musulmana y la conquista por parte de los jerezanos para llegar al siglo XIX cuando se le conoce como un prestigioso balneario fundado por el Marqués del Valle de Sidueña.
En definitiva, actualmente un castillo privado perfecto para una de esas visitas programadas y que, desde el municipio y uno de sus albergues rurales, El Mirador del Valle, quieren promocionar gracias a una propuesta de ocio basada en una ruta de senderismo. para todos los niveles. Pero sobre todo, desde el concepto del disfrute lento, sin prisas y descubriendo el entorno.
“Es una forma de atraer turismo a un pueblo maravilloso. La ruta, que se ha diseñado por primera vez, tendrá lugar el 24 de abril. En su recorrido de 12 kilómetros, unas tres horas de actividad, una de las más bonitas que lleva al castillo para dejar claro que San José del Valle es un pueblo lleno de contrastes», explica Jonathan Ferrerquién está detrás de esta iniciativa.
Con ello pretende atraer el turismo para mostrar un pueblo enfocado al sector primario, a los caballos, a los quesos, a los vinos, al sol. Una combinación de naturaleza, gastronomía, cultura e historia que no dejará indiferente a quien quiera disfrutar del turismo activo, pero al alcance de todos, disfrutando de uno de los pueblos blancos de Cádiz en plena primavera.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.