Los miradores del Dique Los Molinos, un lago oculto de Córdoba

Un recorrido por la Ruta Provincial N° 5, más precisamente entre Alta Gracia y Villa General Belgrano, conduce a la repentina aparición del Dique Los Molinos, un espectáculo cinematográfico que evoca misterio, escondido entre las montañas tras un manto de coníferas.

Esta obra conjunta entre el hombre y la naturaleza se ubica a 60 kilómetros al suroeste de la ciudad de Córdoba. Villas Ciudad de América es una de las comunas más cercanas, desde donde mejor se puede apreciar el perfil acuático del dique y su halo místico.

Atravesando el pueblo por la RP5 se llega al restaurante Almacén de los Sueños, situado en las faldas de la sierra. Otra de las actividades que se pueden realizar en este rincón del Valle de Paravachasca son el kitesurf, windsurf, kayak y paseos en lancha. También es posible unirse a paseos a caballo, senderismo y ciclismo.

Cómo recorrer el Dique Los Molinos

Acercarse al Dique y cruzarlo equivale a vivir un momento único dentro del catálogo de experiencias que propone la provincia. El puente que permite esta proeza cuenta con estacionamientos en ambos extremos, ventaja que resulta ideal para detener la marcha y asombrarse con la magnitud del espejo de agua.

En el mismo espacio suelen aparecer puestos que ofrecen una amplia variedad de delicias locales. A pocos metros, un colorido mural muestra los rasgos distintivos de la zona y anticipa los atractivos naturales que allí se pueden apreciar. Se encuentra al pie de la sierra, a mano izquierda de quienes avanzan hacia Villa General Belgrano.

Si continúas en esta dirección, inmediatamente aparece en el lado derecho el primero de los lugares que definen el carácter del lugar. Es el paseo Rincón del Lago, que incluye el restaurante Portal del Lago y tiendas de artesanías, venta de alfajores y otros productos regionales. Detrás del paseo marítimo y frente al Dique se encuentra el Hotel Portal del Lago.

A partir de ahora, la RP5 se convierte en una secuencia entre vistas y otras posadas, entre las que se encuentran el asador La Ponderosa, el restaurante San Cayetano y tiendas que exhiben pintorescas hamacas. Desde allí también se puede acceder al Club Ime, que cuenta con opciones de camping y deportes acuáticos.

Luego llega la oportunidad de visitar los distritos de Villa La Merced y Solar de Los Molinos, donde se presentan alternativas de alojamiento que aprovechan la serenidad del lago, como es el caso de Cabañas Costa Verde. Desde allí también puedes planificar una visita al Golpe de Agua, otro atractivo rincón escondido situado al otro lado del Dique.

Antes de continuar a Villa General Belgrano, la propuesta es detenerse en Villa Ciudad Parque para recorrer las bodegas Vista Grande y Famiglia Furfaro. Ambos ofrecen experiencias al aire libre para cerrar la aventura descubriendo los secretos del vino cordobés.


También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.