España se prepara para perder turismo ruso

Cerca de 134.000 turistas rusos viajaron a España en 2021 a pesar de las restricciones de viaje impuestas por la pandemia del coronavirus, según datos extraídos de la estadística de movimientos turísticos en Fronteras (Frontur) elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).
Estos turistas gastaron el año pasado en España un total de 228 millones de euros (un 13,09 % más que en 2020), lo que supone que cada turista ruso que entra en España deja una media de 1.703 euros (un 31,66 % más que un año antes), según la Últimos datos de gasto turístico ofrecidos por el INE.
El turismo ruso tiene un gasto medio diario en España de unos 119 euros, uno de los más elevados entre los turistas internacionales que visitan el país, y disfrutan de una estancia de unos 14,35 días de media.

El conflicto en Ucrania trastorna las previsiones para 2022
Las perspectivas para este año eran muy positivas y se esperaba que la mejor situación sanitaria mundial contribuyera a un nuevo impulso del turismo ruso en España. El pasado mes de septiembre, el Ejecutivo ruso autorizó nuevas rutas aéreas con España y hasta agosto se habían programado un total de 123.184 plazas aéreas entre Rusia y siete aeropuertos españoles con conectividad directa.
La mayor parte de las plazas se dirigieron al aeropuerto de Barcelona (45.314), Alicante (27.064), Madrid (21.548) y Málaga (19.424). Los aeropuertos de Valencia (4.098), Tenerife Sur (4.056) y Palma de Mallorca (1.680) también tenían previsto recibir programación rusa, según datos de la plataforma tecnológica Mabrian Technologies.
Pero el jueves pasado todo dio un giro. La invasión de Ucrania por orden de Vladimir Putin ha hecho que todas estas perspectivas positivas se derrumben y los ciudadanos rusos se estén replanteando las salidas turísticas ante la situación geopolítica internacional.
El 27 de febrero, la Unión Europea cerró su espacio aéreo a todas las aerolíneas rusas, en un nuevo paquete de sanciones a Rusia en respuesta a la invasión de Ucrania. Rusia ha respondido con la misma medida, cerrando su espacio aéreo a 36 países, entre ellos España.
El turista ruso: larga estancia y un gasto de 1.300 euros
Las llegadas de turistas rusos a España han registrado importantes altibajos durante la última década. Según cifras de Frontur, la
El pico se alcanzó en 2013, cuando se contabilizaron 1,58 millones de viajeros rusos.
Las llegadas cayeron en los dos años siguientes, coincidiendo con la ocupación de Crimea y el conflicto en Donbas, que precedieron a la actual guerra en Ucrania. Posteriormente, el turismo se recuperó nuevamente y de 2016 a 2019 la tendencia fue al alza, unos buenos datos que nuevamente se vieron interrumpidos abruptamente por la pandemia.
Lo más interesante del turista ruso que viaja a España es que tiene estancias muy largas, cercanas a la quincena y gasta en sus viajes casi 1.300 euros, uno de los más altos de Europa, según Turespaña. La mayoría pernocta en hoteles (80%) y sus actividades favoritas durante su visita a España son las compras (57%), las visitas a ciudades (54%) y las visitas culturales (49%).
Actualmente, el cierre del espacio aéreo, junto con otras sanciones económicas decretadas por los gobiernos occidentales contra Rusia como el bloqueo de tarjetas de crédito, hace pensar que este año el turismo ruso se desplomará en toda Europa y tendrá consecuencias en España.
Fuente: rtve.es

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.