Costa Rica: modelo de turismo sostenible

Ubicada en el corazón de Centroamérica, Costa Rica ofrece una infinidad de atractivos para el turista. En su pequeño territorio concentra el 5 por ciento de la biodiversidad del mundo. Consciente de la importancia de esta riqueza, el país mantiene casi un tercio de su territorio dentro de parques nacionales y reservas naturales privadas.
Quienes quieran participar de un turismo responsable con el medio ambiente en un marco de hospitalidad, este destino es una de las mejores opciones a nivel mundial.
Costa Rica ha desarrollado un modelo de gestión de turismo sostenible reconocido por la Organización Mundial del Turismo. Parte de este éxito es fruto del trabajo del Instituto Costarricense de Turismo (ICT) quienes, asesorados por científicos y otros especialistas, emite el Certificado de Sostenibilidad Turística (CST) empresas amigables con el medio ambiente.
Hasta ahora, 304 empresas (hoteles, agencias que operan tours o rentan autos) obtuve ese reconocimiento, lo que representa cerca de un tercio del total de empresas declaradas como turísticas. Para entregar el certificado se evalúa la interacción entre la empresa y el medio natural. “La gestión de residuos y el uso de tecnologías para ahorrar energía eléctrica y agua son algunos de los criterios considerados”, dice. Alberto López, Director de Sostenibilidad Turística del ICT.
Costa Rica ofrece un sinfín de hoteles sostenibles con gran confort. Algunos están en medio de la selva o bosques tropicales, otros en valles frente a imponentes volcanes o en playas paradisíacas, tanto del lado del Caribe como del Pacífico. Muchos de ellos están instalados en reservas naturales privadas. Cocina sofisticada con platillos locales o fusionada con las tendencias gastronómicas internacionales, jacuzzi, masajes, spa, wi-fi, cómodas hamacas desde las que se pueden apreciar majestuosos paisajes son solo algunas de las tantas amenidades que ofrecen los hoteles en Costa Rica cuyas prácticas sustentables han sido dado acceso al certificado TIC.
El modelo de gestión del turismo amigable con la naturaleza ha trascendido fronteras, al punto que Costa Rica es el hogar del Congreso Internacional de Turismo Sostenible Planeta, Gente, Paz (P3) que el pasado noviembre tuvo su cuarta edición.
“Este espacio, impulsado por la Cámara Nacional de Ecoturismo (CANAECO) reúne a líderes mundiales en turismo sostenible para compartir estrategias y mejores prácticas para la preservación del medio ambiente”, explica. Diego González, presidente de la junta directiva de la entidad.
La experiencia demuestra que el turismo sostenible es rentable, dice González, quien también es presidente de la Cámara Costarricense de Hoteles y director general del Parador Resort & Spa, hotel que cuenta con la máxima calificación del Certificado de Sostenibilidad Turística. Y agrega: “Todas las actividades económicas deben proteger la naturaleza. Nosotros y las generaciones futuras dependemos de ello. Los ecosistemas nos brindan agua, oxígeno, alimentos, medicinas y ayudan a mantener el equilibrio climático, entre muchos otros servicios. En última instancia, nos dan la vida”.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.