Brasil, pionero en destinos sustentables

Corrientemente, Brasil tiene el ecoturismo como marco para su crecimiento global. Según la Organización Mundial del Turismo, las tasas anuales se mantienen entre un 15 y un 25 por ciento de aumento y son superiores al crecimiento del turismo convencional. El objetivo es el turismo responsable, es decir, un turismo productivo desde el punto de vista económico, social y ambiental.
De acuerdo con él Ministerio de Turismo de Brasil, el país brasileño está orientado hacia la estructuración y el uso consciente de los recursos naturales. Brasil apuesta por esta nueva forma de valorizar la tierra y, entre sus destinos sostenibles, se puede destacar el Amazonas, la Isla de Marajó, el Pantanal y el Refugio Ecológico Caimán.
Amazonas Es el estado brasileño más grande y uno de los lugares más famosos del mundo por estar ubicado en medio de la selva tropical más grande del planeta, la selva amazónica. Tiene aproximadamente 1,5 millones de km², ocupando más del 18 por ciento del territorio nacional. Asimismo, es el Estado más preservado del país, con áreas protegidas, parques y reservas forestales que ocupan aproximadamente el 98 por ciento de su superficie forestal.
El turismo de naturaleza es el principal atractivo de los itinerarios amazónicos, ya que ofrece al turista la posibilidad de conocer, aprender y valorar la importancia de la flora tropical y de las personas que en ella habitan, quienes son los principales responsables de su conservación. Además, los viajeros pueden visitar la Sierra de Capibara, en Paráuna región proclamada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) como patrimonio de la humanidad.
También el Isla Marajó, Ubicado en el Estado de Pará, es atractivo para turistas que buscan destinos sostenibles. Con parte de su territorio en el mar y parte en el río Amazonas, Marajó es la isla fluvial-marina más grande del mundo, un lugar de rica geografía y variada biodiversidad. Los ecoturistas pueden realizar caminatas por el bosque preservado y disfrutar de la fauna del lugar, como los búfalos -símbolos del destino- que se crían sueltos en la isla.
Otra de las regiones brasileñas consideradas por la UNESCO como Patrimonio Natural de la Humanidad es el Pantanal, un paraíso ecológico en el corazón de Brasil que se extiende por los estados de Mato Grosso do Sul y Mato Grosso, en un área total de 230 mil kilómetros cuadrados. Su importancia ecológica es inmensa ya que alberga uno de los ecosistemas más ricos encontrados hasta la fecha, con bosques estacionales que se inundan periódicamente. Durante la temporada de inundaciones, la pesca deportiva es el segmento turístico de mayor crecimiento en el Pantanal.
Dentro de Pantanales el Refugio Ecológico Caimán que se extiende sobre un área de 53 mil hectáreas, ubicado en el estado de Mato Grosso do Sul. El Refugio Ecológico Caiman opera un importante programa de Conservación de la Naturaleza que consiste en mantener una Reserva Privada de Patrimonio Natural (RPPN) en un área de 5.600 hectáreas, y la gestión de varios proyectos como Caiman Reciclaje, que promueve la recolección y separación de residuos. en toda la propiedad.
la proximidad de Cuiabá al Pantanal, considerada un santuario ecológico por su biodiversidad natural, fue uno de los factores determinantes en la elección de la ciudad brasileña como sede de la Copa del Mundo 2014, ya que uno de los compromisos asumidos por los organizadores del megaevento fue la realización de una Copa del Mundo que causara el menor impacto ambiental posible, desarrollando diversas acciones sostenibles. El Estadio Arena Pantanal es uno de los ocho estadios de fútbol de Brasil que registró sus proyectos y busca obtener la certificación LEED -Leadership in Energy and Environmental Design- que verifica y atestigua la calidad ambiental de un proyecto.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.